Bitget App
Opera de forma inteligente
Comprar criptoMercadosTradingCopyBotsEarnWeb3

¿Qué es un ETF de criptomonedas? Guía completa de los ETF de criptomonedas

iconShare
2023-09-04
¿Qué es un ETF de criptomonedas? Guía completa de los ETF de criptomonedas

Resumen

- Los ETF de criptomonedas son fondos cotizados (ETF) que siguen el precio de una o varias criptomonedas.

- Tres tipos principales de ETF de criptomonedas: respaldados físicamente, respaldados sintéticamente y criptoadyacentes.

- En la actualidad, en EE.UU., la SEC sólo permite ETF con respaldo sintético y criptoadyacentes. Varias empresas están intentando obtener autorización para ofrecer ETF respaldados físicamente.

- Aunque los ETF de criptomonedas ofrecen a los inversores una forma simplificada de obtener exposición al mercado de criptomonedas sin profundizar en los entresijos técnicos, es importante reconocer ciertos inconvenientes, como el error de seguimiento o las limitaciones para acceder a las ventajas del DeFi.

¿Qué son los ETF de criptomonedas?

Antes de entrar en los ETF de criptomonedas, debemos saber qué son los ETF.

En términos sencillos, un ETF, o fondo cotizado en exchange en su totalidad, es un fondo de inversión que te permite comprar una gran cesta de activos, incluyendo acciones, bonos, materias primas, o incluso activos alternativos como bienes raíces o criptomonedas, en una sola transacción. El objetivo de los ETF es reflejar el rendimiento de un índice, sector o clase de activos específicos, y pueden operarse en los exchanges como si fueran acciones individuales. Estos fondos también funcionan de forma muy parecida a las acciones ordinarias, ya que sus precios pueden variar en un mismo día en función de las compras o ventas de los inversores. Básicamente, el ETF combina las mejores características de los índices y las acciones, ofreciendo a los inversores exposición a una cartera diversificada de activos a precios actualizados periódicamente.

Los ETF de criptomonedas, a diferencia de los ETF tradicionales que siguen índices o diversos activos, siguen específicamente el precio de una o varias criptomonedas. Al igual que los ETF tradicionales, el precio de los ETF de criptomonedas puede fluctuar a lo largo del día en función de las actividades de trading. Los ETF de criptomonedas ofrecen una excelente solución alternativa para quienes están interesados en las criptomonedas pero dudan en gestionar por sí mismos estos activos relativamente nuevos.

En 2021, el primer ETF de criptomonedas que se lanzó fue el Purpose Bitcoin ETF (BTCC) en Canadá. Se trata de un ETF que sigue los precios en spot del BTC.

Tipos de ETF de criptomonedas

Existen tres tipos principales de ETF de criptomonedas: con respaldo físico, con respaldo sintético y criptoadyacentes.

Los ETF con respaldo físico implican una empresa de inversión que gestiona el fondo y compra criptomonedas reales. La propiedad de estas monedas se representa entonces como acciones en el ETF. Al comprar acciones, los inversores poseen indirectamente las criptomonedas subyacentes. Este planteamiento permite a los particulares exponerse a los activos digitales sin los costes y riesgos asociados a poseerlos directamente.

Los ETF con respaldo sintético son una variante que sigue los derivados de criptomoneda, como los contratos de futuros y otros productos cotizados en el exchange (ETP) de criptomoneda. Por ejemplo, algunos ETF propuestos a los EE.UU. La Comisión del Mercado de Valores (SEC) hace un seguimiento de los precios de los contratos de futuros de BTC operados en el exchange Mercantil de Chicago (CME). En este caso, el precio de las acciones del ETF refleja los movimientos de los precios de estos derivados en lugar de las propias criptomonedas.

El tercer tipo de ETF de criptomonedas se conoce como ETF de criptoadyacentes. A diferencia de otros ETF de criptomonedas que siguen el precio de criptomonedas específicas o utilizan contratos de futuros, estos ETF se centran en invertir en acciones de empresas que participan en la industria de las criptomonedas. Este enfoque permite a los inversores hacer una apuesta más amplia por el crecimiento futuro de la criptoeconomía en general, más allá de depender únicamente de los movimientos de precios de criptomonedas individuales como Bitcoin.

¿Cómo funcionan los ETF de criptomonedas?

Los ETF de criptomonedas ofrecen a los inversores exposición al mercado de criptomonedas. Como los ETF se operan en el exchange, están regulados por la SEC en Estados Unidos. Actualmente, los ETF de criptomonedas cotizados en EE.UU. se enfrentan a restricciones que les impiden mantener directamente criptomonedas reales en sus carteras. En su lugar, utilizan métodos alternativos para ofrecer a los inversores una vía de acceso al espacio de criptomonedas. Por el momento, no existen ETF respaldados físicamente en EE.UU. por motivos reglamentarios. Mientras tanto, en otros países existen varios ETF con respaldo físico, entre ellos ETF de Bitcoin (EBIT) en Canadá, Purpose Bitcoin ETF (9F31, 9F32, 9F33) en Alemania, y ETF de Bitcoin de QR Capital (QBTC11) en Brasil.

Un enfoque común utilizado por los ETF de criptomonedas en EE.UU. es utilizar contratos de futuros de criptomonedas. Estos contratos permiten a los inversores especular sobre los futuros movimientos de los precios de las criptomonedas sin poseer los activos subyacentes. Estos ETF sintéticos reflejan los precios de contratos de futuros operados en exchanges regulados como el CME. Cuando los precios de estos contratos de futuros suben o bajan, la cotización del ETF sigue su ejemplo. ProShares Bitcoin Strategy ETF entra en esta categoría.

Otro método empleado por los ETF de criptomonedas como Bitwise Crypto Industry Innovators ETF (BITQ) es invertir en acciones de empresas que participan en la industria de la criptomoneda. Estas empresas pueden ser desde empresas de minería de criptomonedas hasta proveedores de tecnología blockchain. Al poseer acciones de estas empresas, estos ETF criptoadyacentes adquieren indirectamente exposición al mercado de criptomonedas. El precio de las acciones del ETF refleja el rendimiento de los valores subyacentes.

Durante la última década numerosas empresas estadounidenses se han esforzado por introducir ETF respaldados físicamente que siguen directamente el precio spot de las criptomonedas. Sin embargo, cada uno de estos intentos se han enfrentado al rechazo de la SEC. Esta situación siguió siendo desalentadora hasta que la reciente solicitud de Blackrock de un ETF de Bitcoin en junio de 2023. Ahora, hay un rayo de esperanza en el sector de que un ETF de criptomonedas en spot pueda por fin hacerse realidad, y la lista de ETF de criptomonedas aumente sustancialmente en el futuro.

Para actualizaciones diarias sobre criptomonedas ETFs, puedes leer Bitget Bites aquí.

Ventajas e inconvenientes de invertir en ETF de criptomonedas

Aunque los ETF de criptomonedas ofrecen diversas ventajas, es crucial que los inversores tengan en cuenta sus inconvenientes y realicen una investigación exhaustiva antes de tomar decisiones de inversión, alineando sus estrategias con sus objetivos financieros y su tolerancia al riesgo.

PROS

1. Diversificación con costes generalmente bajos: Los ETF de criptomonedas permiten a los inversores diversificar sus carteras al obtener exposición a una cesta de criptomonedas a un coste relativamente bajo, especialmente cuando los precios de criptomonedas destacadas como BTC y ETH suelen ser demasiado altos para los inversores medios.

2. Inversión simplificada para los recién llegados: Para los inversores nuevos en el mercado de criptomonedas, los ETF ofrecen un punto de entrada más fácil. Eliminan la necesidad de navegar por las complejidades de la autocustodia y los conocimientos técnicos necesarios para transferir criptomonedas entre distintos métodos de almacenamiento.

3. No es necesario gestionar activos digitales: Los inversores en ETF de criptomonedas no tienen que preocuparse de gestionar ellos mismos los activos digitales. Los ETF ofrecen exposición al mercado de criptomonedas sin los gastos y riesgos adicionales asociados a poseer y salvaguardar criptomonedas directamente.

4. Impulsar la liquidez y la adopción: Los ETF son muy esperados por los entusiastas de las criptomonedas, ya que se espera que aumenten la liquidez y promuevan una mayor adopción de las criptomonedas con fines de inversión.

5. Fácil de operar: Los ETF de criptomonedas pueden comprarse y venderse a cualquier hora del día en exchanges regulados, a diferencia de otros fondos que tienen periodos de trading específicos.

6. Eficiencia fiscal: Los ETF suelen generar menores distribuciones de plusvalías en comparación con los fondos de inversión gestionados activamente, lo que se traduce en inversiones potencialmente más eficientes desde el punto de vista fiscal.

7. Flexibilidad de trading: Los ETF, al operarse como acciones, permiten a los inversores utilizar diversos tipos de órdenes, como órdenes límite o stop-loss, lo que ofrece una mayor flexibilidad de trading en comparación con los fondos de inversión.

8. Instrumentos de inversión regulados: Los ETF de criptomonedas operan dentro de marcos reguladores, lo que los convierte en opciones de inversión relativamente más seguras y protegidas en comparación con el trading directo de criptomonedas.

DESVENTAJAS

1. Riesgo añadido con los ETF sintéticos: Los ETF sintéticos, basados en derivados, pueden conllevar un riesgo adicional debido a la posible falta de transparencia de sus operaciones.

2. Exposición a la volatilidad de los activos subyacentes: Los ETF de criptomonedas siguen estando sujetos a una volatilidad considerable, ya que su valor está vinculado al mercado de criptomonedas subyacente.

3. Beneficios limitados en comparación con poseer criptomonedas: Los inversores en ETF de criptomonedas no poseen físicamente las criptomonedas subyacentes, lo que significa que no pueden aprovechar las ventajas de las finanzas descentralizadas, el apalancamiento o el uso de las criptomonedas para bienes y servicios.

4. Limitaciones legales: Los ETF de criptomonedas que cotizan en Estados Unidos no pueden ofrecer exposición directa a las criptomonedas. En su lugar, deben recurrir a contratos de futuros o acciones de empresas relacionadas con las criptomonedas.

5. Costes de trading: Invertir con frecuencia pequeñas cantidades en ETF puede dar lugar a mayores costes de trading en comparación con la inversión directa.

6. Ilíquidez: Algunos ETF poco operados pueden tener amplios diferenciales de compra/venta, lo que supone mayores costes para los inversores a la hora de comprar o vender acciones.

7. Error de seguimiento: Aunque los ETF suelen seguir bien a su índice subyacente, los problemas técnicos pueden provocar ocasionalmente discrepancias en el seguimiento de la rentabilidad.

8. Fechas de liquidación: Las ventas de ETF no se liquidan inmediatamente, y los fondos de una venta tardan dos días en estar disponibles para su reinversión, lo que puede causar un retraso en el despliegue del capital.

Reflexiones finales

Los ETF de criptomonedas ofrecen un enfoque simplificado y regulado para que los particulares entren en el espacio de las criptomonedas sin las complejidades de gestionar activos digitales por sí mismos. A medida que la popularidad de las criptomonedas sigue creciendo, estos fondos ofrecen un vehículo de inversión conveniente para quienes buscan exposición al mercado de monedas digitales.

Es importante tener en cuenta que, aunque los ETF de criptomonedas proporcionan exposición al mercado de criptomonedas, son diferentes de invertir directamente en criptomonedas. Los inversores deben evaluar cuidadosamente los riesgos y beneficios asociados a estos fondos y considerar sus objetivos de inversión y tolerancia al riesgo.

Descargo de responsabilidad: Las opiniones expresadas en este artículo tienen únicamente fines informativos. Este artículo no constituye un respaldo a ninguno de los productos y servicios analizados ni un ase soramiento de inversión, financiero o de trading. Se debe consultar a profesionales cualificados antes de tomar decisiones financieras.